5 eventos recurrentes que no permiten a una madre llegar temprano

conocer gente forocoches La siguiente lista está basada en mi experiencia personal. Con el tiempo he tratado de dejar todo listo en la noche, leer las notas de las tareas, etc. Pero a veces simplemente estas cosas pasan.

dating sites for geeks uk 1.- Después de dos horas para estar listos abres la puerta y escuchas: “Mama tengo que hacer popo”.

click now 2.- La noche anterior prometes levantarte temprano. Pero hay una extraña fuerza que te aplasta y terminas como un Deja vu en la misma hora de siempre.

YOURURL.com 3.- Por fin, salimos temprano llegamos al colegio 10 minutos antes. Lo logramos hija, luego escuchas: “Mama mira hoy era el día de venir vestida de azul”. De regreso.

rencontre femme 30 40 ans 4. – Lo logramos hija llegamos temprano, luego escuchas: “Mama y mi carpeta con la tarea?”. De regreso.

https://mummiesclub.co.uk/bilbord/803 5. – Cualquier tipo de conexión con una extraña fuerza llamada Disney Junior. Nos hipnotiza a todos.

Todo se resume en Amar

Go Here Si, amar. Esa palabra bien usada por unos y maltratada por otros. Si tan sólo conociéramos el verdadero significado, nos ahorraríamos mucho, nuestros hijos aprenderían que quien ama comprende al otro, no juzga, no condena, no culpabiliza, no señala, no castiga, no pasa factura.

site de rencontres par affinités Entenderíamos que debemos empezar por amarnos a nosotros mismos y que no somos culpables de nada. Que muchas veces conocemos personas espejo que nos reflejan nuestros propios miedos, si esos, los que tanto criticamos en los demás.

Cuando tienes hijos, ellos son tu principal reflejo, repiten todo lo que haces, todo lo que dices y todo lo que en voz alta piensas. Y es allí cuando nos damos cuenta de como somos realmente.

Lo primero que nos enseñan es que el verdadero amor si existe, y que llegamos a este mundo limpios e inspirados. Lo segundo, el amor incondicional, no importa lo que hagamos, ellos siempre nos querrán como a nadie.

Pero todo esto va siendo trastocado poco a poco, el ego, la ambición, la lucha de poder. Es decir, nos olvidamos de cuando éramos niños y nos dejamos llevar por un mundo contaminado producto de niños amaestrados e infelices.

Recordemos por un momento que hacíamos cuando éramos pequeñitos, que nos gustaba, que soñábamos, y empecemos de nuevo, pero sobre todo amemos a nuestros hijos, no de una forma superficial, sino con las tripas, desde adentro, desde nuestro verdadero corazón.

Finalmente dejemos que sean como quieren ser, no como queremos que sean. Creo que ese es el principal problema de esta sociedad con tantos problemas y carencias.

Y recordemos siempre “Niños Felices, adultos felices”. Es el mejor aporte que podemos dar.