Me verás volver….

official site

Después de 10 años de ausencia, regresa Soda Estero. Parece como un ciclo que vuelve abrirse, una historia inconclusa que espera por la segunda parte. El último concierto empezó con la travesía de llegar desde las 8 de la mañana para estar más cerca de la tarima, mis compañeros de aventuras (nos conocemos desde el colegio y todavía nos vemos… :D) y yo, llevamos termos de agua, pancitos y cualquier cosa que nos pudiéramos comer en todo el día, la emoción estaba latente a la espera de que apareciera Cerati cantando Música Ligera para poder brincar al ritmo de la canción. Durante las pruebas de sonido apareció un chico con barba y mis compañeros empezaron a gritar “QUE CANTE EL PELUO…QUE CANTE EL PELUO… QUE CANTE EL PELUO” de repente todo el mundo se contagio y se unieron a gritar la misma frase…yo no paraba de reír, y hasta el sol de hoy es un cuento anecdótico que no falta cuando nos reunimos para algún cumpleaños.
Por supuesto esta historia también tiene su parte romántica, en este concierto mi actual esposo paso caminando con unos amigos (nos conocíamos del trabajo), yo me emocione al verlo y hasta le ofrecí que se colocara conmigo ya que estábamos mucho mas cerca de la puerta, pues el muy diplomático me dijo, “no te preocupes estoy esperando unos amigos”, por supuesto mi cara de ponchada…y 2 años después nos toco hacer bastaaaantes colas juntos hasta el sol de hoy :D.
Había tanta gente que nos sentíamos apretaditos unos con los otros, nos subimos al modulo de controles de sonido que se encontraba en medio del estadio, con los dos brazos rodeamos uno de los tubos (Jesucristo súper star se quedo corto al lado de nosotros) y así vimos todo el concierto, se podrán imaginar como nos quedaron los brazos, pero como sarna con gusto no pica la pasamos súper bien. Y como siempre nunca falta un sabelotodo que en pleno concierto te interrumpe para decirte como se llama esa canción en que año se grabo y por que a Cerati se le ocurrió cantarla (esto paso todo el concierto), llego un momento en que todos solo le asentábamos con la cabeza…jejeje.
La verdad es que es muy grato recordar todos estos momentos, hacer un recuento de todo lo que ha pasado en este tiempo y saber que podremos disfrutar nuevamente de Soda, brincar, cantar y tararear las canciones, para amanecer afónicos al día siguiente. GRACIAS TOTALES ;).

Me gustan los estudiantes

site rencontre gratuit pour handicapé Hace tiempo que no escribo en el Blog, sin embargo siempre tengo el peso de querer hacerlo y cuando plasmo las líneas es como si liberara por fin todas las ideas guardadas en la cabeza. Con todo lo que esta pasando y el despertar de esta generación que estaba un poco dormida, recuerdo a mis padres y sus eternos ideales, honestos, sinceros y lo mas importante, sus valores que me han inculcado desde pequeñita, tales como el respeto y el derecho a expresar lo que queremos. Es difícil no recordar a Joan Manuel Serrat, Soledad Bravo, Violeta Parra, cuando eran cantados por una verdadera razón sin intereses, y con bases sólidas, es por ello que cuando veo a alguien salir a la calle con su bandera y sus ganas juveniles de pensar en un futuro libre y sin miedo, recuerdo esta canción:

why not try this out dating the ice princess wattpad Me gustan los estudiantes

recherche les filles (Violeta Parra)

http://itwixie.com/?rimotyr=rencontre-avec-femme-rwandaise&33f=3d
¡Que vivan los estudiantes,
jardín de las alegrías!
Son aves que no se asustan
de animal ni policía,
y no le asustan las balas
ni el ladrar de la jauría.
Caramba y zamba la cosa,
¡que viva la astronomía!

dating a 20 year old ¡Que vivan los estudiantes
que rugen como los vientos
cuando les meten al oído
sotanas o regimientos.
Pajarillos libertarios,
igual que los elementos.
Caramba y zamba la cosa
¡vivan los experimentos!

rencontres chretiennes evangeliques Me gustan los estudiantes
porque son la levadura
del pan que saldrá del horno
con toda su sabrosura,
para la boca del pobre
que come con amargura.
Caramba y zamba la cosa
¡viva la literatura!

Me gustan los estudiantes
porque levantan el pecho
cuando le dicen harina
sabiéndose que es afrecho,
y no hacen el sordomudo
cuando se presenta el hecho.
Caramba y zamba la cosa
¡el código del derecho!

Me gustan los estudiantes
que marchan sobre la ruina.
Con las banderas en alto
va toda la estudiantina:
son químicos y doctores,
cirujanos y dentistas.
Caramba y zamba la cosa
¡vivan los especialistas!

Me gustan los estudiantes
que van al laboratorio,
descubren lo que se esconde
adentro del confesorio.
Ya tienen un gran carrito
que llegó hasta el Purgatorio
Caramba y zamba la cosa
¡los libros explicatorios!

Me gustan los estudiantes
que con muy clara elocuencia
a la bolsa negra sacra
le bajó las indulgencias.
Porque, ¿hasta cuándo nos dura
señores, la penitencia?
Caramba y zamba la cosa
¡Qué viva toda la ciencia!

(1960-1963)